Piénsalo: Una introducción a los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW)

starbucks unionPor Tim Acott

SOLIDARIDAD

Los trabajadores tenemos una sola opción en la economía de hoy. Necesitamos resistir, con todas nuestras fuerzas, al programa de las grandes empresas que buscan profundizar la pobreza de los trabajadores.

Por la primera vez en la historia moderna, las ganancias crecen mientras los sueldos y los beneficios bajan.  En el pasado, las ganancias y los sueldos se relacionaban, aun cuando eran desiguales.  Hoy en día el juego ha cambiado.  Una ola de pobreza nos espera si no nos levantamos en contra de ella.  Las condiciones de trabajo que vemos hoy en Asia y Centroamérica indican el futuro de nuestros propios trabajos en las “Democracias Occidentales.”

La única esperanza que tenemos para detener esta ola de miseria es la herramienta de la solidaridad. Cada trabajador debe levantarse junto a otros trabajadores, no importa donde sea que vivan o de donde vengan, no importa si son hombres o mujeres, jóvenes o mayores, debemos levantarnos juntos.

La perdida de un trabajador es la perdida de todos, y la victoria de una parte de la clase obrera es la victoria de todos.

Debemos levantarnos juntos.  Debemos rechazar la compra de productos hechos por trabajadores vendidos, debemos rechazar el trabajo cuando hay huelga. Debemos extender nuestras manos a través de las fronteras y los océanos.  Debemos apoyar la lucha de cada trabajador como si fuera la nuestra, porque lo es.

Juntos podemos ganar.  Juntos podemos hacer que este sea un mundo mejor para vivir, para criar a nuestros hijos, para pasar nuestra vejez.

TODO TRABAJADOR NECESITA UNA UNION

En los últimos años la membresía en los sindicatos ha decaído.  Esto no es sorprendente, dada la burocracia del movimiento sindical y el gran numero de vendidos; la mayoría de los trabajadores de hoy no tienen mucha fe en los sindicatos.

No obstante, existe la necesidad de tener una organización de clase obrera que defienda los intereses de los trabajadores.  Esa es la unión.  La necesitamos. Nadie mas se levantara por nosotros.   Los partidos políticos nos cortejan por nuestros votos y donaciones, pero solo el dinero habla, y por ahora, son los patrones los que tienen el dinero.  Ellos le dan el tono a la política. Nuestra única opción es la unión.

Necesitamos construir estas uniones bien.  Necesitamos construirlas de una manera que las podamos controlar, para que podamos confiar en ellas, para que sirvan nuestras necesidades, y no las necesidades de patrones y burócratas y politiqueros.  Eso significa construir una unión democrática.   Significa tener oficiales elegidos y sujetos a revocatoria, que tengan que reportarse directamente a los trabajadores.   Significa que todas las decisiones importantes son hechas directamente por la membresía.  Significa que cualquier empleo o acción o huelga es controlada y negociada por los trabajadores en sus lugares de trabajo.  Significa informes claros sobre todo asunto de finanzas y el control de los trabajadores sobre los fondos de la unión.

Significa hacer las cosas de una manera distinta a la de los sindicatos.  Significa hacer las cosas de la manera que las hacemos en los Trabajadores Industriales del Mundo (TIM).

DEMOCRACIA EN LA UNION

Los sindicatos de la mayoría de trabajadores hoy en día, si es que son miembros de algún sindicato, son una de las organizaciones mas anti-democráticas del mundo.  Los oficiales son apuntados, no elegidos.  Los contratos son negociados en secreto y presentados a los trabajadores para que los aprueben.  Los sindicatos locales reciben ordenes de los sindicatos internacionales. Los gerentes de los sindicatos están en sus plazos por vida, sin necesidad de regresar al lugar de trabajo, si es que alguna vez trabajaron en él.

¿Es sorprendente que la membresía en los sindicatos ha bajado y que la confianza de los trabajadores en sus lideres no existe? ¿Es sorprendente que estamos perdiendo las victorias de las luchas del pasado? ¿Es sorprendente que el trabajador vendido y el contrato, el burócrata ladrón y rico del sindicato, son lo que se relaciona con el movimiento laboral de hoy en día, mientras que el trabajador que es luchador social es visto como un concepto del pasado?

Para poder defendernos y a nuestras familias necesitamos juntarnos y crear una unión.  Necesitamos combinar nuestra fuerza para enfrentar a los ricos y sus gobiernos.  Necesitamos una unión, pero la unión necesita ser una unión democrática.  ¿De que otra manera podremos defender nuestras necesidades y no las de nuestros patrones?  De que otra manera podremos controlar nuestras luchas, escoger nuestras metas y los temas que nos interesan.  Necesitamos uniones democráticas, controladas por los trabajadores; una democracia directa y de trabajadores que luche nuestras luchas.   Ningún sindicato burócrata se ha levantado con los trabajadores, y ninguno lo hará.  Necesitamos levantarnos nosotros mismos, juntos, en una unión democrática.  Si no podemos controlar nuestra unión y su liderazgo, entonces no podemos confiar en ellos.  Es así de simple.

LA ACCION DIRECTA

La acción directa se define como el uso de cualquier herramienta, táctica o estrategia que uno mismo pueda controlar.  Significa utilizar tácticas que resuelvan los problemas de una manera directa.  Es directa, simple, y puede confiar en ella.  Es exitosa o falla, dependiendo de lo buena que sea su idea, la fuerza con la que la aplique, y lo apropiada que sea la situación.

Votar por candidatos que prometen resolver sus problemas por usted no es una acción directa. Ir a la huelga, trabajar lento, parar de trabajar, estas son acciones directas.   Protestar de manera simbólica con el propósito de obtener la atención de los medios, con la esperanza de que esto cree apoyo y simpatía por su causa, esto no es acción directa, no importa cuales sean sus tácticas de protesta.  Hacer huelga junto a distintos trabajadores, de otros lugares de trabajo, de otra nación, estas son acciones directas.

Toma solo un breve vistazo a la historia para entender que lo que nos dan nos lo pueden quitar.  Los únicos éxitos que podemos esperar mantener son los que tomamos y defendemos con nuestras propias manos y corazones.  Esas migajas que nos lanzan de vez en cuando los ricos y sus gobiernos siempre nos las quitan.

El gobierno sirve los intereses de las clases en el poder, y siempre lo hará. En el futuro, podemos esperar obtener lo mismo que ya nos han dado: unos restos de vez en cuando, para confundirnos y debilitar nuestro compromiso; pero sobre todo, debemos esperar una patada y el sonido de rejas cerrándose.  La acción directa, junto con la solidaridad, igualan al éxito.

Las únicas tácticas de lucha y defensa en que podemos confiar son las que nosotros, el pueblo trabajador, controlamos.  La acción directa obtiene los frutos.  Para defendernos necesitamos levantarnos nosotros mismos.

TAMBALEAR ES UN VERBO

El valor esencial de la unión se encuentra en lo que puede hacer. Lo que puede hacer para usted y los suyos y los de su clase.  Lo que usted puede hacer con ella. Como la puede utilizar para lo que necesita hacer.  Hacer es un verbo. Es de acción que estamos hablando.

Cuando nos unimos en el trabajo para resolver nuestros problemas comunes utilizando la fuerza compartida de nuestra acción común, estamos haciendo algo.  No estamos hablando de ello, aun cuando es importante hablar, y no estamos leyendo o pensando sobre ello, no estamos buscando hacer publicidad o un espectáculo, aun si estas cosas son importantes en su debido tiempo.  Estamos actuando. Haciendo. Somos sujetos, para ponerlo en términos gramáticos, y el problema es nuestro objeto, sobre el cual juntos actuamos para cambiar.   Esa es acción. Un verbo.

En los trabajos de construcción el verbo “tambalear” (to wobble) es utilizado para describir una acción de grupo que busca resolver un problema en el trabajo, un problema con el patrón, como tienden ser los problemas de trabajo.  Hacer que el trabajo tambaleé es salir, trabajar lento, ir juntos a discutir con el patrón sobre las horas de trabajo, unirse para resolver los problemas de manera directa.  De eso es lo que se trata.

Esta ocurriendo todo el tiempo, en todas partes.  Es una parte necesaria de la vida diaria en el trabajo.  Usted también lo puede hacer.  Usted y sus compañeros trabajadores, en su trabajo, también pueden tambalear la situación para mejorarla.  Eso es control en el trabajo, y eso es lo que debemos establecer y proteger, por nuestra seguridad y salud, para asegurar una buena compensación por nuestro valioso tiempo, por divertirnos y ganar y descansar del aburrimiento y la soledad que domina nuestras vidas en el mundo moderno del trabajo.

La clave para tambalear bien es la unión.  Esa pequeña unión significa cooperación y esfuerzo coordinado entre compañeros, gente con las mismas necesidades y circunstancias; por ejemplo, la gente con que trabajo todos los días.  Solos somos débiles y poco efectivos.   Juntos nuestro poder es increíble.  Solo tenemos que organizar y manejar este poder, por el beneficio común, para hacer de este mundo un lugar mejor.  Juntos podemos ganar. Solo tenemos que hacerlo (verbo). Actuemos ahora.

LA CLASE TRABAJADORA Y LA CLASE DE LOS PATRONES NO TIENEN NADA EN COMUN

“La clase trabajadora y la clase de los patrones no tienen nada en común” dice el preámbulo de la constitución de los TIM. Esa es la base de nuestras relaciones laborales y nuestra unión.  Miremos esta frase por un momento.

No significa que los trabajadores y los patrones son distintas especies, que no respiran el mismo aire sucio y toman la misma agua, aun si el aire y el agua en un sector de clase trabajadora están un chingo mas sucio que en donde viven los patrones.   Significa que las dos clases, que ante todo, existen, se oponen por su misma naturaleza.

Lo que es bueno para los patrones – la mano de obra barata, controlada, y pasiva, es malo para los trabajadores.  Lo que es bueno para los trabajadores – control sobre el trabajo, condiciones de trabajo, objetivos y métodos, y compensación máxima por nuestro valioso tiempo, significa la muerte para los patrones, y ellos van a luchar contra eso con todas sus fuerzas. No es nada personal; es como un león odia a la gacela; es natural, impersonal, una enemistad económica que no se puede sobrepasar o ignorar.  Es el principio que organiza nuestras vidas, tanto para capitalistas como para trabajadores.

Si el patrón se pone muy amistoso con los trabajadores y trata de ser su compañero, su negocio sufrirá.  Si el trabajador se pone muy amistoso con el patrón, el o ella serán explotados o engañados. Son enemigos naturales en el plano impersonal de la economía.  Ustedes pueden pertenecer a la misma iglesia y hasta tomar en la misma cantina, pero no pueden proteger los intereses del otro por mucho tiempo sin amenazar sus propios intereses.  Esto es bien simple y obvio para cualquier trabajador que presta atención a su vida personal.  Los patrones inteligentes nunca se les olvida esto.  No es esotérico, es pragmático y de sentido común.  Lo que implica para las uniones es muy radical, nos dirige a la raíz de las causas y curas.  Implica la solidaridad entre clases.  Todos los trabajadores tienen el mismo interés y el mismo enemigo de clase.  Implica la democracia en la unión.  Somos parte de ella y solo el poder de los trabajadores puede guiar a la unión de manera segura y confiable.  Los únicos en que podemos confiar somos nosotros mismos, y una unión que no controlemos de manera directa es un real peligro para nuestros intereses.

Implica militancia, porque nos presenta una situación de lucha de clases continua (no es una frase muy fuerte si vemos la destrucción que ha causado) que debe de ser ganada para poder terminar.  Debemos luchar con todas nuestras fuerzas para defender nuestros intereses y nuestra seguridad.  Es una guerra, compañeros trabajadores, y sucia, pero es la realidad en que vivimos y solo podemos adelantar si nos organizamos bien y luchamos la buena lucha.

La clase trabajadora y la clase de los patrones no tienen nada en común.  Es la verdad, es obvio, es sentido común, y no podemos ignorarlo.

UNA GUIA SIMPLE SOBRE LA LEY LABORAL

La ley laboral es una rama de estudios que una persona puede estudiar en la universidad para obtener su doctorado y tener una carrera bien lucrativa defendiendo a los trabajadores.  Esa persona puede comprar un carro cada año, vivir en una casa buena y grande, mantener una esposa o un esposo que jamás [START tendrán que dejar su hogar para ganar dinero, ser miembro de un club social, ponerse ropa bien bonita, y mandar a sus hijos a las mejores universidades.  De hecho, puede tener todo lo mejor.  Claro, no tendrá mucho en común con los trabajadores que defiende día a día, pero ¿que abogado tiene algo en común con un trabajador? Es una profesión especializada, y paga bien.

No me malentienda. Apreciamos a los abogados, especialmente cuando es nuestra vida que esta en juego. Queremos que sean bien inteligentes y que conozcan cada pedacito de la red complicada y enredada que es la ley laboral.

Pero usted y yo no tenemos el tiempo o el dinero para estudiar la ley laboral o ir a la universidad.  Cuesta mucho dinero.  Aun así, si tenemos que entender los hechos mas básicos de la ley laboral y como afecta nuestro trabajo día a día.

Bueno, aquí esta una guía bien simple sobre la ley laboral. La ley laboral fue creada por los patrones y su gobierno y su sistema de cortes para prevenir que usted y yo, los trabajadores, nos unamos y luchemos por nuestro pedazo del pastel, por el temor que tienen que un día podamos agarrar todo el pastel.  Ese es el hecho esencial.  La idea fundamental tras Taft Hartley, Laudnum Griffith, y el resto de las leyes, es que se puede tener una unión si realmente se quiere pero esta unión solo puede luchar por ciertas cosas, enfrentar algunos temas, y debe ponerse pesas sobre los pies y guantes de boxeo y seguir leyes complicadas que en la practica, solo benefician al patrón y a sus amigos en el club social.  Usted tiene que esperar, pero el o ella pueden obtener el servicio de la corte rápidamente. Usted tiene que limitar sus actividades a ciertos parámetros legales, pero el o ella puede hacer prácticamente lo que sea y salirse con la suya.  Sus abogados son mas grandes que los nuestros, siempre, porque cuestan mas.  ¡Usted debería ver los carros que conducen!

¿A caso le sorprende que suceda esto, aquí en la Tierra de la Libertad y la Patria de los Valientes? Espero que no.  Mire, esto no es realmente una democracia, porque las decisiones económicas no se hacen de esa manera, y estas son el fundamento de todas las otras decisiones que se hacen.  El flujo de dinero, productos, bienes y servicios, comida y vivienda, cuidado medico y diversión vacacional, todo eso cae bajo el otro sistema de hacer decisiones.  Usted puede llamarlo capitalismo, o mandato corporativo, o negocio, o lo que quiera, pero realmente no lo puede llamar democracia.  Todos se reirán si dice eso.  Así que la ley no es la ley del pueblo, por el pueblo, y para el pueblo, no importa si su maestro le haya dicho lo contrario.  Disculpe, pero simplemente no es así.

La ley laboral es el producto o la influencia de los intereses de los grandes negocios sobre el gobierno y el sistema de cortes, y significa que usted tiene que vigilar su cabeza y todo lo demás también, y ser bien cuidadoso sobre lo que dice y hace.  Si usted quiere jugar a su manera, simplemente siga dentro del sistema que existe.  Firme sus tarjetas, llame a elecciones, espere.  Habrá veces cuando esta sea la manera mas inteligente de hacer las cosas.  Pero no deje que el patrón defina las reglas del juego y cante las jugadas.

Esta es una pelea de calle, un robo, un asalto frío y calculado, y usted necesita defenderse como pueda.  Vigile su cabeza, y lo demás también, y utilice su creatividad y sobre todo la ayuda de sus compañeros en el trabajo, y toda estrategia y táctica e idea inteligente que pueda tener. Si deja que definan las reglas del juego, simplemente no tendrá opción de ganar. Es así de simple.  Y eso, compañeros, es una guía bien simple sobre la ley laboral.

Aun así, no es el único juego que existe, la única manera de proceder, la única solución a sus problemas comunes. Aprenda un poco mas sobre los TIM.  Piénselo, conviértase en miembro de la unión de su clase y luche por el producto de su labor, a su manera.  No permita que ellos canten las jugadas y hagan las reglas.  Este es nuestro juego.  Nosotros hacemos el trabajo.  Nosotros hacemos los productos y los transportamos.  Nosotros controlamos la economía. Si nosotros nos organizamos de manera democrática para avanzar nuestros intereses, podremos compartir la riqueza de lo que ya producimos, y tener suficiente para todos los que hacen y comparten el trabajo.

NUNCA OLVIDAMOS

“NUNCA OLVIDAMOS” es la frase que cargan muchas de las viejas calcomanías y afiches de los TIM, especialmente los de los años 1920 cuando las cárceles de América todavía sostenían cientos de los arrestados en los años 1910 y 1920 con cargos de sindicalismo criminal, sabotaje y sedición.  Es obvio, un significado de la frase es que nunca abandonaríamos la lucha por la libertad de estos compañeros.  Y nunca los abandonamos.  Nos mantuvimos haciendo todo en nuestro poder por liberar a nuestros hermanos y hermanas, encarcelados en la lucha de clases tan ardiente de esa época.

Pero la frase también tiene otro significado.  Uno que corre profundo y se aplica aun mas hoy en día, cuando la lucha de clases esta comenzando a arder nuevamente. Se trata de lo que el compañero Bruce “Utah” Phillips, un hombre grande y sabio, llama “La Larga Memoria,” y que describe a nuestra arma mas peligrosa, nuestra gran herramienta.

¿Cómo puede ser?  Quizás se trate de ese viejo dicho sobre como la historia o nos informa o nos atrapa.

En estos tiempos a lo viejo le faltan el respeto y lo botan; este comportamiento es desafortunado y una perdida para nosotros.  Las viejas historias se han olvidado, los mayores se les ignora.  Pero no en los TIM, y eso es parte de nuestra fuerza.  Es como una as escondida bajo la manga cuando mas se necesita.

¿Que podemos ganar con esta memoria, esta ocupación con el pasado, tan pasada de moda?  Estas historias contienen verdades perennes, ejemplos de cómo en tiempos pasados la clase trabajadora pudo aguantar una lucha mas intensa, problemas mas difíciles, un ataque mas directo.   No podemos copiarnos de estas viejas acciones o tratarlas como planos a seguir al pie de la letra.  Eso seria idiota.  Pero la información [START PAGE 17] al corazón de estas acciones, sobre como los TIM de ayer analizaron los problema que enfrentaban, y como aplicaron los principios y conocimientos de sus varias luchas y batallas, ese es oro que debemos minar y refinar.

La manera en que estos compañeros ya muertos lo hicieron, en sus vidas diarias, sus procesos mentales y actitudes, su perspectiva del mundo, esto es lo que necesitamos para guiarnos a través del vidrio quebrado y el metal viejo y sucio de nuestro camino por el basurero industrial.

Los tiempos han cambiado y las cosas son distintas, pero lo esencial se mantiene igual.  La lucha de clases continua, mas ardiente por ahora, mas fría por un rato, y después caliente otra vez.  La misma locura todavía guía a nuestros enemigos de clase hacia la destrucción, sin que les importe sus alrededores.  El mismo peligro y la misma malicia todavía nos cazan de día y de noche.  Las mismas reglas se aplican, con distintas palabras y distintas aplicaciones quizás, pero encontramos mas de lo mismo que de lo nuevo y distinto.

La larga memoria, la sabiduría y experiencia acumulada en 92 años de participación activa en la lucha de clases, acumulada con sangre y sufrimiento, los días y años de experiencia de mas de un millón de compañeros trabajadores [START PAGE 18] (la “x” en el numero de nuestras tarjetas significa un millón, así que yo, #x344468, soy el trabajador numero 1344468 en agarrar una tarjeta roja y comprometerme a luchar en la batalla entre el patrón y el trabajador, el capital y la labor).

Ya casi están perdidas, esas historias y esos momentos, esas vidas de luchadores simples y pensadores brillantes del pasado, habladores intensos y organizadores perrones, pero cuando sacamos la tarjeta roja y pagamos nuestra mensualidad, continuamos esa misma lucha, alzamos la misma bandera roja y la acercamos un poco mas hacia “la lucha común que nos espera.”  Nos unimos a una cadena irrompible de luchadores de clase que se estira a través del siglo, a través de las generaciones.  Mi abuelo no fue miembro de los TIM, pero muchos lo fueron.  Buscamos entender sus vidas y sus pensamientos, para saber como tomaron sus decisiones, esperando que estas experiencias nos guíen hacia el futuro y la luz de un nuevo día, en un nuevo mundo de paz y prosperidad, felicidad y compartir.

AYUDE A AVANZAR EL TRABAJO

William D. Haywood, también conocido como el Gran Hill, firmaba sus cartas y correspondencias de la siguiente manera: “Ayude a avanzar el trabajo, William D. Haywood.”  El fue uno de los organizadores, fundadores, y el Secretario Tesorero General  de los TIM por muchos años, a través de sus tiempos mas turbulentos, y un gran líder.  Esa frase dice mucho sobre su método de liderazgo, y la unión de su tiempo.

Ayude a avanzar el trabajo.  Nos unimos, ayer y hoy, para trabajar, para cumplir una tarea, por nosotros y por nuestros prójimos, por nuestra clase y por generaciones a futuro.  Esa tarea, deletreada en el preámbulo, es la Abolición del Sistema de Sueldo.  Construir una nueva sociedad dentro del marco de la vieja.  Terminar, de una vez por todas, la tiranía del dinero, del patrón sobre el trabajador.

Es una labor grande.  Demasiado grande para ser cumplida por un héroe o un pequeño grupo de héroes, no importa cuan de grandes sean.  Ayude a avanzar el trabajo.  Es una gran labor que va a tomar el tiempo que se tome, las batallas, horas de trabajo voluntario, y pensamiento que se tome.  Las tareas, pequeñas [PAGE 20] o grandes, que se cumplan.  Las horas de viaje, de publicar un boletín tras el otro a tiempo, año tras año, cuantas juntas y discusiones, votos impresos y mandados y contados, estampillas de mensualidades vendidas y pegadas a cuantas libretitas rojas sean, dinero contado y contraloreado.

No todo es divertido, la mayoría no lo es.  Es tedioso y similar a un negocio.  Es trabajo duro hecho mas fácil por la colaboración entre varias personas, compartiendo horas, tomando pequeños pasitos.  A veces, simplemente manteniéndose a flote. A veces, ni eso.  Algunos saltos y brincos.

 “Todo miembro y organizador,” “todos somos lideres,” “si cada uno de los TIM puede incorporar a un nuevo TIM una vez por semana tendremos un Estado Común en pocos años.” Ayude a avanzar el trabajo.

El trabajo: Educación, Organización, Emancipación. Así se llaman las tres estrellas del emblema de los TIM, impreso en cada libro de mensualidad y botón.  Educación, tanto para uno como para los compañeros trabajadores.  Organización, tanto para uno como para los compañeros trabajadores.   Emancipación de una clase en lucha, en guerra, y de la tierra que nos alimenta y mantiene a todos.

¿No desea unirse a nuestra lucha? ¿Ayudar a avanzar el trabajo? ¿Existe otra opción?

Publicado por el Local de Miembros Generales de Portland del IWW
Segunda Edición 2008
Traduccion de Andreina Velasco

Advertisements